¿Cómo Planificar la iluminación de nuestro hogar?

¿Cómo Planificar la iluminación de nuestro hogar?

¿Cómo Planificar la iluminación de nuestro hogar?

 

A menudo hablamos de las pequeñas mejoras que podemos hacer en nuestra vivienda para ahorrar energía. Estas son cosas que pueden no costarnos mucho tiempo o dinero, pero que pueden marcar la diferencia en la energía general utilizada en nuestro hogar. 

La iluminación es uno de estos cambios, es tan fácil cambiar una bombilla, ¿verdad? No a menos que primero planees un poco.

Un simple recuento del número y los tipos de bombillas en nuestra casa puede prepararnos para planificar una mejora en nuestra iluminación que acabará beneficiándonos  en la optimización del consumo de energía. 

Mi familia se mudó a una casa nueva el año pasado, y no pasó mucho tiempo antes de que nos diéramos cuenta de cuántas luces hay en esta casa. ¡Pasillos! ¡Armarios! ¡Rincones! ¡Lámparas! Algunas estaban fundidas, otras eran obviamente viejas incandescentes tradicionales, y algunas eran tipos que no podía determinar a primera vista. Necesitábamos revisarlas todas. 

Debido a la variedad de luces y accesorios en la casa, me dirigía a una tienda de iluminación sin una pista sobre lo que realmente necesitaba. Tuve que crear un inventario completo antes de siquiera pensar en comprar nuevas bombillas.

 

Mejor Planificar

 

Así que tomé un portapapeles y una hoja de papel en blanco y comencé en una esquina de mi casa. Mientras trabajaba, anoté el nombre de cada habitación en el lado izquierdo del borrador. En la parte superior, comencé a enumerar los tipos de bombillas: tamaño estándar, globos, empotrables, dicroicas, base pequeña, halógeno, etc.

Mientras caminaba por la casa, hice marcas de recuento en cada fila y columna, añadiendo nuevas habitaciones o tipos de iluminación a medida que avanzaba. También tomé notas donde había alguna bombilla eficiente. Todo el trabajo me tomó unos 15 minutos, que incluyó la eliminación y el examen de varios accesorios para determinar el tipo de bombilla.! Al final de mi recorrido, ¡había contado más de 80 bombillas entre dicroicas y convencionales!

También me di cuenta que la suma de todas me daban cifras muy altas de vatios los cuales al reemplazarlas por LED sabía que bajarían como mínimo un 50%. 

Mi siguiente paso fue priorizar qué bombillas reemplazar inmediatamente. No iba a comprar o reemplazar 80 bombillas a la vez, pero pensé que podría empezar con unas 20. Miré mi lista y decidí qué habitaciones priorizar, en función de la frecuencia con la que las luces estaban encendidas. Nuestra cocina y sala de estar necesitaban atención primero. Pero mirando más de cerca mi lista, también me di cuenta de que algunas de las luces que tendíamos a dejar en realidad no estaban en una "habitación",  eran luces de pasillo, especialmente las que conducen por escaleras oscuras hasta el garaje y las del hall de entrada!

 Obviamente, tenemos hábitos en los que tenemos que trabajar también. Pero cambiar esas bombillas por LEDs eficientes fue un buen comienzo. Una vez que supe los tamaños y tipos de bombillas que necesitaba, una lectura rápida de la etiqueta de cada una,  aseguró que obtuve el brillo y el color que quería. 

Cambiar las bombillas tomó un poco más de tiempo que lo hizo mi tutorial, pero ahora estoy más concientizado sobre lo que necesito. También tengo una lista de bombillas listas para comprar cuando estemos listos para nuestra próxima ronda de actualizaciones de bombillas,

¡No más visitas despistadas al pasillo de iluminación para mí!

Te ha gustado? Compártelo!

Compartir

Deja tu comentario